Registrese Aquí y luego Inicie Sesión,
para acceder libremente a todo el contenido de InfoPublic.

Anclados en el Tiempo

Al observar lo que está ocurriendo, en éstos momentos en nuestro país, desgracias mil por desbordes del 95 % de los ríos de la costa, producto  de las lluvias intensas en nuestras alturas por efectos de la corriente del niño (7% de calentamiento de nuestro mar),  nos lleva a pensar y analizar

 el por qué tenemos que pasar por éstos graves problemas reiteradamente, sí los períodos de ocurrencia sean largos o cortos en el tiempo, producen pérdidas: humanas,  infraestructuras  dañadas a nivel nacional (Puentes, carreteras, hospitales, escuelas, casas,  sembríos, animales; etc. ) y no reaccionamos ni prevenimos nada sino hasta el momento que ocurren éstos hechos lamentables.

Obviamente, la experiencia ganada  en éstos eventos climáticos terribles  están ausentes, debido al cambio de autoridades, de especialistas y asesores que vienen en el paquete  de las formulas electorales que ganan las elecciones  presidenciales, regionales o municipales; produciéndose el debate  lógico de la mea culpa, al ocurrir éstos acontecimientos y salvar sus pellejos  tanto el entrante como el saliente, por las responsabilidades de funciones  a ellos encargadas  y que se derivan en excusas o sanciones que nunca se ejecutan.

Al referirnos a éstos acontecimientos  naturales, como problemas reiterados,  que se dan en nuestro país desde los años  “A” y en las versiones modernas  (Desde el año 1983); siendo éste,  el de mayor fuerza y destrucción a nivel nacional, que todavía no termina al escribir el presente informe. Poniendo énfasis, que a pesar  que ya vivimos el problema con mayor o menor intensidad, no hemos hecho ningún trabajo de prevención para disminuir los daños que éstos eventos naturales ocasionan; si consideramos,  que  estructural, presupuestal y normativamente, sí se hicieron las prevenciones, más no se ejecutaron (Revisen : En todas las Entidades Públicas se cuentan con una oficina de Defensa Civil, con presupuesto para emergencia de éste tipo y su prevención -que no se gastan- y la parte legal de la creación de éstas oficinas, sus funciones y otras más de éste índole que no se toman en cuenta; etc.), por falta de capacidad de decisión de las autoridades locales,  síndicos, asesores, profesionales, técnicos;  gobiernos Regionales en la capacidad de desarrollar sus funciones en favor del entorno  jurisdiccional  de su  Región; y del Gobierno Central como coordinador, fiscalizador  y ejecutor del programa descentralizador aprobado por la ley N° 27783 del 2002 .

Podríamos preguntarnos con rigurosidad  ¿a qué se dedican nuestras Autoridades, su séquito, especialistas de su estatus a nivel Nacional?, que  dirigen  y administran el país  en los ámbitos locales, regionales y General;   cuyos resultados, tal como los eventos climatológicos,  son catastróficos  y no escuchamos ni una sola disculpa o arrepentimiento por haber fallado a los que los eligieron  y creyeron en ellos; contando  con las herramientas técnicas , legales y presupuestales como para cumplir con el mandato  y encargo del pueblo peruano.

A éstos resultados se les llama incapacidad, ignorancia, falta de ética al aceptar  una función que no van a poder cumplir, porque no están preparados, no cuentan con experiencia  ni estudios superiores que el cargo requiere; por lo que habría que aplicar una reingeniería  a la clasificación de cargos  y evaluación especial a los partidos políticos  para  que a éste nivel, se presenten candidatos aptos para los puestos que postulan y no lamentarnos como en el presente, que las autoridades, asesores, especialistas, etc. no cumplen con su función por éstas razones.

El costo de ésta ignorancia e incapacidad es enorme y en muchos casos irreparable; pensando que al tener todo, como para prevenir  por lo menos el 85%  de éstos desastres, nos dedicamos  a parchar carreteras, colegios, hacer puentes que se caen, monumentos y hacer política  partidaria para dejar mal puesto al adversario, pensando ya en las próximas elecciones y el ¿desarrollo del país?, bien gracias  sin  pensar,  que al haber hecho bien su trabajo, la destrucción  y pérdida de vidas hubieran sido mínimas  y  estaríamos contando con:   Cauces  canalizados de los ríos en las zonas más críticas que ya se conocen por donde se  desbordan continuamente (Este trabajo se ha debido comenzar por lo menos hace 25 o más años);  estudios y trabajos para detener los  huaicos que ya se  conocen mayormente donde ocurren  y emplear  técnicas  que para éstos casos nos dejaron nuestros antepasados incas,  que llevaron agua hasta la punta de un cerro y sembraron  sus productos de pan llevar sin conocer desastres provocados por riadas;  carreteras bien construidas y no  las imitaciones de  las últimas décadas  que hay que repararlas cada año o pensar en algo mayor por el resultado de destrucción en que han quedado en porcentaje alto, por efectos de las lluvias,  a pesar del conocimiento que se tiene, de  no estar condicionadas  para resistir éstos eventos (Con canales de evacuación o aforo del agua), razón por la cual se dan éstos resultados. A toda ésta incapacidad aparente le llamamos CORRUPCIÓN; donde se pierden anualmente un promedio de 15 mil millones de soles según un informe de Contraloría de Octubre del 2015. Agregando los colegios que año a año se reparan  sin contar con los nuevos que se construyen.

Todos éstos resultados que notoriamente  se repiten casi por cuatro décadas y que nuestros personajes que han dirigido  y dirigen nuestro país en el ámbito general,  no reaccionan ante lo evidente y que es obvio, por lo que se observa y analiza, que no hay ningún tipo de proyección  que proponga cambios ante los fracasos de nuestras autoridades, gente de su entorno, asesores y profesionales  sin visión de progreso y bienestar  de los que los eligen para administrar sus fondos hoy sufren los embates naturales,  con pérdidas de vida, de casa y sin nada, esperando una ayuda que no llega por efectos de la falta  de prevención;  es decir,  gastar el dinero nuestro sin efecto alguno sino,  en obras improductivas que los benefician económicamente (Anclados en el tiempo por corrupción). Teniendo como  ejemplos obras de diferentes gobiernos: Agua para todos, colegios emblemáticos, metro ll,   carreteras a nivel nacional (Destruidas 1908),  la Inter- oceánica,  refinería de Talara, gaseoducto, puentes (Se cayeron 159); etc.

Otro ejemplo de ineficacia  se da en el abastecimiento del agua en Lima; donde se puede   ver claramente, que los argumentos que esbozan la gente responsable de éste servicio se repiten cada año; sin  haber tratado hasta el momento, de buscar una solución del mismo para evitar que en  éstas crecidas, el barro invada la atarjea provocando que no se pueda purificar el agua.  Si consideramos que  estos señores  son especialistas con gran experiencia, ya deberían tener la solución al  problema que nos acompaña  largo tiempo.
Por todo lo expuesto:   Creo que es el momento  que nuestras Autoridades  de todos los poderes del estado peruano, Gobernadores regionales,  Gobiernos locales  y de las Entidades públicas en general,  reaccionen  y se  comprometan  a trabajar por nuestro país,  su desarrollo y  bienestar de su gente;  analizando  profundamente lo que aquí se informa y demás problemas que nos aquejan, tomando en cuenta lo siguiente:

Que se debe establecer:

  • De donde  provienen tanto desacierto en el cumplimiento de  las funciones  de autoridades y funcionarios  en el cargo que desempeñan, sí las normas y leyes que deben aplicar en su gestión  no la conocen o no tienen experiencia; entonces determinar que no debieron  postular o aceptar un cargo,   cualquiera que fuere,  que provocan resultados negativos para  nuestro desarrollo y bienestar como el que describimos  en el presente informe;
  • Los partidos políticos son los primeros que deben actualizarse,  presentando candidatos para los diferentes cargos a que  postulan, de gran experiencia y responsabilidad ética; asegurando de ésta manera, el concurso de personas capacitadas y de solvencia moral que sí podrán cumplir con las funciones públicas sin corrupción. Estas condiciones aseguran, el cumplimiento de programas y metas  de las Entidades públicas con desarrollo y sin gastos o inversiones que representan pérdidas presupuestales que afectan nuestra economía y bienestar. Agregando, el punto importante, que debemos de dejar de lado, el partidarismo  que tanto daño nos ha hecho y hace a nuestro desarrollo, donde  se introducen los bolsones  de inexpertos servidores públicos,  que abultan nuestros presupuestos ocasionando, déficit  fiscales como  del último quinquenio  que fue  del orden del 3.5% del PBI (Se contabilizó, el ingreso de más de 60,000 servidores públicos).
  • Que si las Entidades públicas funcionan de acuerdo a sus leyes orgánicas de creación y  cumplen con aplicar en su gestión las normas y leyes de los sistemas administrativos  que son los indicadores  para obtener una buena administración de sus gastos e inversiones presupuestales, cumplimiento de sus programas y metas, ordenamiento Institucional  que es lo que requiere  nuestro país  para  no perder anualmente 15,000 millones de soles por corrupción,  como producto de su desorganización  y autoridades incapaces y deshonestas.
  • Si existen en éstos momentos Entidades, Empresas privadas o expertos, que pueden ayudar o hacer éste trabajo especial que conlleva una gran experiencia, para superar los ingentes problemas derivados  por la  falta de  capacidad y ética de gran parte de   nuestras autoridades, asesores y profesionales que conducen y laboran en nuestras entidades; y que planteen una modernidad de nuestras Instituciones en base a la información digital.

Planteados los puntos importantes por los que atraviesa el Perú en éstos momentos, es necesario destacar, que nuestros políticos que acaban de recibir  la responsabilidad de conducir nuestro país, en todos los ámbitos de dirigencia y administración de sus recursos, deben unirse  en un solo bloque de esfuerzos de lucha e identidad, para sacar al PERÚ del hoyo en que se encuentra y llevar cuanto antes la ayuda que cantidades de nuestros hermanos necesitan con urgencia para lo cual ofrezco nuestra ayuda incondicional.